Huayra cumplió 38 Años

AYER A LAS 12 DEL MEDIODÍA HUAYRA CUMPLIÓ 38 AÑOS.
Que lejos y que cerca aquel día 30 de noviembre de 1978 en el comedor del núcleo del litoral de la Universidad Simón Bolívar cuando 43 estudiantes de las cohortes 76,77 y 78 se congregaron bajo el liderazgo de Guillermo Botello  estudiante del NUL-USB para fundar el club de excursionismo que ya se venía gestando desde 1977 en la sección de Agrupaciones estudiantiles del Núcleo Universitario del Litoral de la Universidad Simón Bolívar en el valle de Camurí Grande de la Parroquia Naiguatá del entonces departamento Vargas del Distrito Federal .
Entre ese gran grupo de estudiantes se encontraba un conjunto de activistas militantes de la Liga socialista y de los comités de luchas estudiantiles revolucionarias- CLER, del Partido Comunista y Anarco comunistas que acababan de ingresar como estudiantes de Administración aduanera, Comercio Exterior y Mecánica de Aeronaves que veían en esa agrupación estudiantil un potencial que va más allá que un simple grupo de muchachos excursionistas. Ellos veían una plataforma para un movimiento político y cultural con el nombre de Huayra.
Los acontecimientos que se sucedieron posteriormente con la toma estudiantil de la universidad en diciembre de 1978 precipito los acontecimientos en cuanto a la organización estudiantil. La falta de respuesta tanto del centro de estudiantes como del gremio de profesores y de las agrupaciones estudiantiles llevo a este incipiente club de excursionismo a disolverse gestándose en su seno el Centro de Actividades Montañistas Huayra liderado por Javier Rincón + estudiante de aeronaves del NUL-USB y posteriormente en 1979 el Centro de Excursionismo Huayra bajo la dirección de Juan Manuel Hernández Castillo estudiante del Comercio Exterior del NUL-USB con una declaración de principios formulada en las montañas de Camurí Grande del hoy estado Vargas:
 ……..Un grupo de jóvenes intentan darle vuelta al Huayra, llevarlo hacia sus orígenes, más simples que espectaculares, cosa que nos diferencia de otros grupos más petrificados, en nuestra protesta, cuestionamos el sistema materialista establecido en los deportes, en la cultura y en las comunicaciones, hoy convertido en el gran negocio del siglo, que maneja millones de bolívares a través de instituciones ………El grupo Huayra pregona el derecho del pueblo a participar directamente……por eso utilizamos equipos baratos y nuestras actividades son cortas, agresivas y rápidas, no hay solos, ni improvisaciones, todo es igual…..Para eso estamos aquí para contar lo que nadie quiere ver, que nadie quiere escuchar, pero existe……..
Bajo esta premisa se crea el Centro de Excursionismo Huayra, en Camurí Grande Huayra, se conforma con jóvenes políticos provenientes de los CLER, del PC y Anarco comunistas que acababan de ingresar como estudiantes de Administración aduanera, Comercio Exterior y Mecánica de Aeronaves. Sus esfuerzos se orientan a los jóvenes no universitarios para integrarlos en deportes de montaña a nivel no formal y de corta duración. De esta forma surge la necesidad de formar técnicos populares deportivos, altamente capacitados, y comprometidos con un proyecto libertario, por lo cual el Centro de Excursionismo Huayra orienta su acción a integrar el nombre de Huayra (Fuerza, Aire en Movimiento) en 1979 para crear la primera emisora comunitaria estudiantil en FM 89.7 en Camurí Grande, parroquia Naiguatá, la cual abarca 1 kilómetro.
En 1980 Huayra conforma en su seno el programa de Cine Foro Huayra coordinado por su presidente Luis Roa+ estudiante de aduana de la USB-NUL conjuntamente con Aníbal Ramírez+ estudiante de aeronaves de la USB-NUL, y Manuel Sánchez de aduana de la USB-NUL la cual conlleva a que sus integrantes en 1986 se separen de la Universidad y se registran como Asociación Civil sin fines de lucro como persona jurídica bajo el nombre de Cine Móvil Huayra. Mientras tanto el Centro de Excursionismo Huayra sobrevive hasta 1987 cuando desaparece y deja paso al grupo Huayra de la USB núcleo del litoral liderado por Dulce María, estudiante de la USB-NUL el cual continúa existiendo hasta 1991. En 1997 un grupo del cine móvil Huayra coordinado por Beatriz Nunes exestudiante de turismo del NUL-USB y el centro de estudiantes del Núcleo del litoral con Luis Silva egresado de transporte de la USB-NUL a su cabeza reactivan al Huayra para conmemorar en 1998 sus 20 años de actividades a través de la refundación del cine foro y de las actividades de montañismo en Camurí Grande. Lamentablemente en 1999 con la tragedia de las lluvias de diciembre, Huayra es seriamente golpeada, pierde su contexto de identidad que es Camurí Grande y por ende desaparece el núcleo donde nació y se gestó, ya nada volvería a ser como antes. Aun le sobrevivió la TV Móvil de Huayra la cual termina por desaparecer tras la muerte de su coordinador Miguel Guaita+ estudiante del NUL-USB en 2001.
Huayra para el 2016, cumplió 38 años cuyo recuerdo a duras penas lo llevan a cabo la gente del cine móvil con un balance de más de diez muertes en su haber, y actualmente en un estado de mendicidad impresionante, pero con un crecimiento cualitativo y cuantitativo en lo que respecta al desarrollo de nuevas técnicas de acceso y participación grupal en las comunidades. En el año 2017, se nos plantea un reto: ¡evaluar esta situación y como proyectar sus cuarenta años con una identidad cargada de una gran experiencia tecnológica y documental, además de una gran plataforma comunitaria. Desde esta visión hemos iniciado una serie de mesas técnicas libres, alternativas y comunitarias para sistematizar experiencias propias como “Radio Huayra”, periódico impreso “Boletín Huayra” nacido de los antiguos comunicados universitarios de 1978 a 1983. Sabemos que esto es un reto para el Cine Móvil Huayra cuya misión es vincularse con esos otros colectivos a través del trabajo y hacerse más universal para que dignamente ellos recojan todo el maravilloso acervo y cúmulo de experiencias que se ha desarrollado históricamente y cuya lectura y sistematización permitirá no volver a cometer errores del pasado y menos en estas circunstancias políticas donde se está jugando todo el proceso por el cual durante 38 años hemos luchado para estar aquí comentando estas palabras.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close